«¡Se me van los pies!»: El zapateado como instrumento en la música clásica.

La expresión «se me van los pies» significa escurrirse o deslizarse y también se utiliza cuando al oír una canción que nos gusta, tenemos tantas ganas de bailar que nuestros pies comienzan a moverse casi sin poderlo evitar.
Respecto al zapateado, es una danza mexicana y el zapateo también se refiere a la percusión rítmica que ejecutan los bailaores de flamenco con los pies, usando sus zapatos. El sonido de percusión se crea con la suela de los zapatos y los clavos que llevan los zapatos en la punta y en el tacón.
Pablo Sarasate fue un gran compositor y un magistral violinista español. Entre sus composiciones destacamos «El zapateado, opus 23«. En este caso, el zapateado se desliga de la música flamenca para convertirse en un sorprendente y excepcional instrumento de música clásica. Tanto el compositor Sarasate como el bailarín intérprete Antonio Márquez así nos lo demuestran.
Hoy es el Día Internacional de la Danza y después de haber inaugurado con gran éxito la página www.lecturerinspanish.com con más de 3.000 suscriptores estamos tan contentos tan contentos que nos hemos puesto a bailar tal que así 😀 ¿Os lo imagináis?
Nota: Vedlo hasta el minuto 7 porque va «in crescendo» y es verdaderamente fantástico. La alegría, la prestancia y el poderío de España se clavan en la retina y en el ánimo a cada golpe de tacón, punta, tacón. ¡Seguro que se os van a ir los pies cuando lo veáis!


Puedes leer más sobre Categoría Música en este enlace de
Música

Un comentario en “«¡Se me van los pies!»: El zapateado como instrumento en la música clásica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *