El verdadero y misterioso encanto de Pamplona

Pompaelo, Pompaelonis, como su antiguo nombre indica, fue fundada en el año 74 antes de Cristo por el General romano Pompeyo y actualmente es la capital de la Comunidad Foral de Navarra.
Aunque en el extranjero es muy conocida por las fiestas de los sanfermines, su importancia histórica queda patente en su importante patrimonio cultural. Os invitamos a descubrir algunos de los encantos de esta ciudad a través de sus monumentos y de las historias que los acompañan.

La magnífica ciudadela de Pamplona, por ejemplo, está considerada como uno de los más importantes conjuntos defensivos de Europa y constituye el referente más importante de la arquitectura militar del Renacimiento español.
Fue construida por orden del rey Felipe II en 1571 para combatir los continuos ataques del ejército francés. Además de las andanzas militares que protagonizó llegó incluso a convertirse en cárcel en donde estuvieron presos ilustres personajes como el conde de Floridablanca o el ministro Urquijo.

Respecto a los edificios religiosos, la Iglesia de San Cernín o San Saturnino, hace referencia a la misma persona, ya que el primer nombre es francés y el segundo se trata de su traducción al castellano. Por lo tanto son el mismo santo y es lo mismo decir San Cernin que San Saturnino. Y es precisamente este es el patrón de la ciudad de Pamplona, y no San Fermín. como mucha gente cree. Este edificio data del siglo XIII y probablemente se construyó sobre un templo romano. Además de ser centro religioso fue una fortaleza militar y defensiva porque antiguamente existía una disputa entre el Burgo de San Cernín y la población de San Nicolás. De hecho, ambos edificaron sus iglesias para gozar de autonomía religiosa respecto de la Catedral y se rodearon de murallas independientes.

El interior de San Cernín o San Saturnino es de estilo gótico, pero no es un gótico muy común en Navarra. Se compone de una nave única muy amplia con bóveda sexpartita, cabecera poligonal, capillas entre contrafuertes y un coro elevado.

La Cámara de Comptos es un edificio gótico civil del siglo XIII que fue declarado Monumento Nacional en 1868 y estaba situado en el antiguo burgo de San Cernín. Su cometido era controlar las finanzas reales y las recaudaciones. Es el tribunal de cuentas más antiguo del Estado.
En la foto se puede apreciar el arco apuntado de la entrada principal, las ventanitas, también apuntadas y el escudo con las armas reales de España.

Al bonito jardín se accede por un pasadizo cubierto con una bóveda de cañón apuntado. Destaca asimismo el antiguo pozo cubierto de hiedra. Los pozos en Pamplona no son precisamente decorativos puesto que cuenta la leyenda que esta ciudad tenía tantos pozos como días del año. Parece ser que en la edad Media, los pamplonicas se percataron de que a pocos metros del suelo se acumulaba agua y se incrementaron las perforaciones (datos del historiador José Joaquín Arazuri). En el siglo XVIII, había más de 500 pozos. Así que nadie que venga a Pamplona podrá decir que tiene sed, ¿verdad? 😉

Respecto a Iglesia de San Nicolás no se sabe exactamente cuándo se empieza a construir (s. XII) porque en 1222, dados los problemas existentes entre el Burgo de San Cernín y la Población de San Nicolás (mencionados anteriormente) los de San Cernín quemaron la iglesia, así que hubo que reconstruirla en 1231. Aunque es de estilo románico ya muestra una evidente transición al gótico.

Pórtico de la Iglesia de San Nicolás (Pamplona). Autor de la foto Antonio Gil: http://flic.kr/p/9MsG9K

El último de los edificios religiosos que describimos es la Catedral de Santa María. Obra espléndida del gótico de los siglos XIV y XV, su historia está ligada a la realeza y al poder: entre sus muros se coronaron reyes, se reunieron las Cortes y durante tres siglos tuvo su sede la Diputación del Reino.
De entre todas las maravillas y reliquias artísticas que se pueden encontrar en esta catedral, mencionaremos sin lugar a dudas el claustro por ser uno de los mejores ejemplos del gótico universal. Su notable elegancia está determinada por una combinación maestra de curvas y rectas de grandes arcadas ojivales y treboladas, rematadas por pináculos con maineles, decoraciones y tracerías. Además, sus columnas y paredes están decoradas con misteriosos grafitos que han sobrevivido al paso del tiempo.

Autor de la fotografía Rufino Lasaosa

Otra obra de impresionante valor artístico es el Mausoleo a los Reyes de Navarra Carlos III el Noble y Leonor de Trastámara que se sitúa en el centro de la nave principal de la Catedral de Pamplona. Este monumento sepulcral fue realizado en alabastro entre 1413 y 1419 por Johan Lome de Tournai. El conjunto escultórico se completa con 28 figuras plorantes de nobles y alto clero que rodean a los reyes sobre una cripta que guarda restos de monarcas y príncipes enterrados. Fue el mismo rey quien decidió y ordenó en su testamento (1403) que se hiciera este monumento.
Está considerado como una de las obras maestras de la escultura funeraria de principios del siglo XV.

Con estas pequeñas historias y fotografías hemos podido comprobar que el verdadero encanto de Pamplona no reside únicamente en las fiestas de San Fermín. Es verdad que Ernest Hemingway describió en su libro “Fiesta” esta alegría y jolgorio. En esta impactante fotografía, por ejemplo, podemos observar que después del ‘Chupinazo’, es la banda de música, rodeada por mozos y mozas venidos de todas partes del mundo, quien se encarga de inaugurar estas fiestas.
Sin embargo, a pesar de la fama de estas fiestas, el verdadero y misterioso encanto de Pamplona se descubre recorriendo esta ciudad que encierra entre sus calles mil historias de poder, de nobleza y de arte…
Autor de la fotografía Daniel Ochoa de Olza

2 thoughts on “El verdadero y misterioso encanto de Pamplona

    1. Muchas gracias Osvaldo. Siempre es muy agradable encontrar comentarios positivos como los suyos acerca nuestras entradas. Efectivamente, es importante dar a conocer aspectos de España menos conocidos pero al mismo tiempo, de mucha categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *