¿Por qué cuándo un español dice “me va, me va” y “te pega todo” nadie se va a ninguna parte y nadie te pega nada?

Este verano tenía un firme propósito, aprender surf en España. Por esa razón viajé a las playas de Santander con mis amigos españoles Juan y Manolo. Lo primero era equiparnos con el estilo “surfer” así que entramos en una tienda especializada. Dentro había dos chicas, una morena y una rubia. Eran tan guapas que llamaron poderosamente nuestra atención.
Fue en aquella tienda cuando me di cuenta de que los españoles utilizan mucho “va” del verbo ir para referirse a cosas diferentes y dicen también “me va” o “te va” pero no se va nadie y “me pega” o “te pega” pero nadie te pega nada. Es bastante incomprensible, por eso os transcribo la conversación que mantuvieron mis amigos confiando en que vosotros lo podáis entender mejor que yo:
“Manolo, impaciente, le dijo a Juan: —Venga va, decídete, ¿cuál de esas dos camisetas te gusta más? Juan le respondió: —Me va, me va… camiseta rockera, ¡es la más ajustada!
—¡Qué dices! ¡Si no te va nada! Es una camiseta para un fan de AC/DC como yo, ¡no para un surfista como tú!
—Pues a mí me parece que me pega con la tabla.
Manolo echó para atrás la cabeza al exclamar: —¡Qué va! Precisamente a mí la ajustadita me va que ni pintado. A ti lo que te va de miedo es la camiseta californiana, te pega todo. Es el no va más este año entre los surfistas, si te fijas, todos van con una así.
Juan se rió y le respondió: —Venga va, voy a verla más de cerca… Sí, la verdad es que me quedaría perfecta—. Entonces se quedó con la mirada pensativa un momento por lo que Manolo le preguntó:
—¿Qué te preocupa?
—Pues que no sé qué hacer…Últimamente no me va nada bien con mi Proyecto. Cuando empecé estaba muy contento y me dije: ¡Esto va para largo! Sin embargo ahora creo que uno de mis colegas va de listo y me lo quiere robar.
—Ya, es que mucha gente va a lo suyo. ¿Pero la cosa va a más o a menos?
Va a menos. El Proyecto va de aquí para allá, vamos, que ni va ni viene y yo no sé qué va a pasar
—Bueno, bueno, va,—le consoló Manolo— no te agobies. ¿Cuánto te va a que te sale otro pronto y mejor?—Juan sonrío de nuevo y ambos miraron maliciosamente a las chicas—.
En ese momento, comprendí que en realidad estaban hablando de las chicas de la tienda en clave: la camiseta de AC/DC era la chica morena rockera y “ajustadita” (es decir, con la ropa una o dos tallas más pequeña), la “californiana” era la rubia de bote (es decir que su pelo en verdad es de otro color) y con el “Proyecto” se estaban refiriendo ¡a la novia oficial de Juan!
Todavía estaba impactado por esta discreta conversación, cuando salimos de la tienda y justo en ese momento nos adelantó una pareja que llevaba una tabla de surf. La chica miró a Juan y le saludó muy coqueta al pasar.
Manolo, al observar que Juan se ponía nervioso y que no era ni capaz ni de respirar ni de responder al saludo, le increpó:
—¿Y qué pasa con esa tabla?, ¿eh?, ¿por qué no te vas a pillar olas con ella, pasmado?
¡Qué va! Lo he intentado ¡y es imposible! Esa tabla siempre va por delante y yo siempre voy, ahogado, detrás de ella.
Manolo le miró resignado y meneó la cabeza hacia los lados”.

Aunque sea una manera muy elegante de referirse a las mujeres, me parece a mí que a Juan le queda mucho “surf” por aprender…, ¿no creéis? 😀
Yo le propongo que aprenda con una conocida canción de Julio Iglesias:

8 thoughts on “¿Por qué cuándo un español dice “me va, me va” y “te pega todo” nadie se va a ninguna parte y nadie te pega nada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *