«Distancias, ¡qué invento!», un poema de Shaula Drops para Diario Literario de un Confinamiento

 

 

 

 

 

 

Día 17 de abril de 2020

«Distancias, ¡qué invento!»

Mujer ante espejo, Pablo Picasso, Óleo, 162,3 x 130,2 cm. @MoMA, Nueva York

Maja observa su rostro reflejado en el espejo:
una mueca de desilusión,
frente ceñida, ojos estrechos en pequeñas rendijas,
la boca distorsionada en una expresión de asco.
Quiero salir, quiero escapar.
Caminar. Caminar.
Marcar la distancia recorrida como si fuera un trofeo,

ir despacio
para saborear con cada paso
la distancia que aumenta.
Sin aviones,
que acortan el mundo.
Atrapados, cada uno en su propio hogar,
todos en el mismo planeta,
de repente demasiado pequeño,
si es que queda dominado por un virus tiránico:
no puedes escapar a ninguna parte.
Distancias demasiado largas
que se vuelven muy cortas.
¿Teletransporte?
Aún sería conveniente.
Para ir, regresar, girar,
volver a ir y volver a regresar,
en perpetuo movimiento.
Distancias, ¡qué invento!
Más relativas que el tiempo
que tardas en recorrerlas.

Autora: Shaula Drops.

¡Anímense a participar! Más información sobre el proyecto aquí: Diario literario

¿Quiénes somos?: Equipo del Diario Literario de un confinamiento

¡Síganos por las redes sociales y participe en nuestros retos diarios! YoutubeFacebook, Twitter, Instagram

Para continuar leyendo más poemas: Poesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *