Ventanas, un microcuento de Carlos Gil de Gómez para Diario Literario de un Confinamiento.

 

 

 

 

 

 

 

Diario literario de un confinamiento: Día 3 de junio de 2020. 

Ventanas.

Autor: Carlos Gil de Gómez.

Se acercaba la hora, no podía seguir perdiendo más el tiempo con programas televisivos insípidos y poco productivos. Apagó la televisión y depositó el mando a distancia en la mesa auxiliar. Mientras se encaminaba a la habitación dudó entre ducharse o no, preguntándose si sería pertinente ante la cita de las 20:00 horas. Tomó una decisión intermedia: acudió al baño, se quitó la ropa y pasó su desodorante roll-on por las partes de su cuerpo más propensas a la sudoración. Sería suficiente, se convenció. Ya en su habitación eligió cuidadosamente la ropa y la dispuso sobre la cama. Intentaba recordar la última vez que había combinado esas prendas y con un convencimiento poco habitual consideró que era el atuendo correcto: ni muy cuidado ni demasiado informal. Con disciplina prusiana fue cubriendo su cuerpo siguiendo un orden previamente establecido hasta que su cama fue desprovista de ropa. Miró el reloj, tenía veinte minutos para maquillarse. Era suficiente si no perdía el tiempo en ninguna otra cosa.  Se acercó al espejo del baño y estudió la imagen que devolvía. Su rostro estaba pálido y algo más delgado, nada raro tras los días en casa. Por lo demás, se veían tan bien como siempre. Mientras elegía cuidadosamente el maquillaje se notó nerviosa ante la cercanía de la hora estipulada para la cita. Aceleró el proceso para estar dispuesta unos minutos antes de la hora en punto.  Finalizado el ritual se alejo del espejo para ver el resultado en su conjunto. Estaba lista y todavía le sobraban unos minutos. Se sentó en el sofá a esperar y no parecer demasiado nerviosa. En la calle empezó a escucharse un murmullo y no pudo aguarte. Su cita ya había llegado.Abrí la ventana y se dispuso a aplaudir como cada día a la misma hora. Sus vecinos de los días anteriores la saludaron con una sonrisa cercana y cálida. Excepto ella, todos los demás parecían más relajados en sus atuendos. Poco le importaba, para ella era el mejor y único momento del día en el que podía disfrutar de la compañía de otras personas. Estaba feliz y disfrutando del momento. Sus aplausos eran sinceros, fueran dirigidos a los sanitarios, a los bomberos o a cualquier otro colectivo. También era su momento, un instante de comunión con la sociedad, con la gente, con sus vecinos.

Fotografía de Lorna Aguirre


¡Anímense a participar! Más información sobre el proyecto aquí: Diario literario

¿Quiénes somos?: Equipo del Diario Literario de un confinamiento

¡Síganos por las redes sociales y participe en nuestros retos diarios! YoutubeFacebook, Twitter, Instagram

Para continuar leyendo más microcuentos: Microcuento

One thought on “Ventanas, un microcuento de Carlos Gil de Gómez para Diario Literario de un Confinamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *