Calles de soledad, una narración lírica de José Orero de Julián.

Día 19 de abril de 2020: Calles de la soledad. 

Autor: José Orero de Julián (Quito, Ecuador).

Un momento, Platero, vengo de estar con tu muerte. No he vivido. Nada ha pasado. Estás vivo y yo contigo… vengo solo… paseando hacia tu encuentro en medio de los cuerpos yacentes. Tengo miedo, Platero; tengo miedo de mí mismo cuando el reloj de mi corazón recuerda tu alegría.
¡Con qué alegría apareces en mis recuerdos! Es pasado. Ahora, sin embargo, voy por las calles completamente vacías, llenas de silencio y de soledad, entre sombras de color violeta en este triste anochecer.
Pero tú todavía vives en lo eterno, Platero… como yo ahora aquí que estoy contemplando la muerte de una sociedad por culpa de los virus del vivir sin más pensamientos que la inmediatez… y esa celeridad ha roto la vida.
Yo, Platero, todavía te recuerdo por los caminos de sol y arena. Tú sigues siendo amigo del viejo y del niño, del arroyo y de la mariposa, del sol y del perro, de la flor y de la luna. Y sabes, Platero del silencio, que sigo siendo ese poeta, lunático y bohemio, bajo la pléyade de las plateadas estrellas. Silencio, Platero, silencio. Las calles están llenas de dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *