La mirada del otro

Lo que has de decir, antes de decirlo a otro, dítelo a ti mismo“.
Lucio Anneo Séneca, filósofo, orador, político y escritor nacido en Córduba (la antigua Córdoba cuando esta pertenecía a la Hispania Romana).

El ilustre escritor Victor Hugo, conoció España ya en su infancia y la impresión que tuvo se reflejó en su vida y en su literatura. En sus diarios de viaje incorporaba dibujos, pinturas y notas. Este pequeño poema, describe la impresión que recibe de una iglesia al parecer cercana a San Sebastián. Ha sido extraído del libro “Récits et dessins de voyage”. La Renaissance du Livre, Tournai. Respetamos la versión original y la acompañamos de su traducción al español.

Saint-Sebastien. 30 juillet 1843.
El l’antique tilleul, sur cette antique église,
Comme pour l’embrasser au souffle de la brise,
Penchait ses longs rameaux dorés par le ciel bleu.
Et j’avais la coeur plein de toutes les ivresses
Car j’assistais, pensatif, aux augustes caresses
Que la nature fait à Dieu.

Víctor Hugo. Dibujo

Traducción:
San Sebastián, 30 de julio de 1843.
Y el antiguo tilo, sobre esta antigua iglesia,
Como para abrazarla al suspiro de la brisa,
Pendía sus largas ramas doradas por el cielo azul.
Y yo tenía el corazón colmado de todas las borracheras
Pues asistía, pensativo, a las augustas caricias
Que la naturaleza hace a Dios.


Puedes leer más sobre Categoría La mirada del otro en este enlace de
La mirada del otro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *